Blog

La clave para entender a tu perro senales no verbales reveladoras

La clave para entender a tu perro: señales no verbales reveladoras

Publicado el 
La clave para entender a tu perro: señales no verbales reveladoras

En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre las señales no verbales de tu peludo, para que puedas establecer una comunicación efectiva y fortalecer aún más tu vínculo con tu perrhijo.

Sabemos que los perros no hablan nuestro idioma, pero eso no significa que no puedan comunicarse con nosotros. De hecho, los peludos utilizan un lenguaje corporal muy rico y variado para transmitir sus emociones, necesidades y deseos. Es por eso que en Pet’s Table consideramos que es fundamental que los dueños de los perrhijos aprendan a interpretar estas señales no verbales.

En esta fascinante aventura de descifrar el lenguaje de tu peludo, te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre las señales no verbales de los perros. Desde las posturas corporales y movimientos de la cola, hasta el contacto visual y los sonidos guturales, te brindaremos información útil y práctica para que puedas comprender mejor a tu perrhijo.

Así que, ¡prepárate para aprender y disfrutar de este recorrido por el mundo del lenguaje canino! Estamos seguros de que, con nuestros consejos y tu amor incondicional, podrás establecer una comunicación más efectiva y fortalecer aún más el vínculo con tu peludo. ¡Vamos juntos a descifrar las señales no verbales de nuestro perrhijo!

La importancia de las señales no verbales en la comunicación canina

Comunicación más allá de las palabras

¿Sabías que los peludos se comunican mucho sin hablar? Así es, ellos usan su cuerpo, su cola, su cara y sus sonidos para decirnos lo que sienten y lo que quieren. Si queremos ser buenos papás perrunos, tenemos que aprender a entender lo que nos dicen con estas señales, porque así podemos saber si están felices, asustados, enojados o tranquilos.

Por ejemplo, cuando mueven la cola rápido significa que están contentos o emocionados, pero cuando la tienen baja y quieta significa que tienen miedo o se sienten sumisos. Cuando se ponen tensos significa que están bravos o agresivos, pero cuando se relajan y se sueltan significa que están cómodos y confiados. Si aprendemos a leer estas señales podemos evitar que nuestro peludo se sienta mal o que nos muerda.

Además, los peludos también pueden aprender a entender y hacer caso a las señales que les hacemos nosotros. Por ejemplo, un peludo puede aprender a sentarse o acostarse cuando le hacemos una señal con la mano. Esto es muy importante para tener una buena comunicación entre nosotros y nuestros peludos, y para llevarnos bien con ellos.

En pocas palabras, las señales sin hablar son muy importantes para la comunicación de los peludos y nos pueden ayudar a saber cómo se sienten y a evitar problemas. Tenemos que aprender a leer y usar estas señales para tener una relación bonita y feliz con nuestros peludos.

Decodificando el lenguaje corporal de tu perro

Posturas y gestos

¿Quieres saber lo que tu peludo te está diciendo con su cuerpo? Pues tienes que fijarte bien en las señales que te manda. Los peludos usan su cuerpo, su cola, su cara y sus sonidos para hablar con nosotros y con otros peludos. Algunos consejos para entender el lenguaje de tu peludo son:

  • Fíjate en cómo se pone: cómo tiene las orejas, los ojos y la boca, y si está tenso o relajado, te puede decir cómo se siente tu peludo.
  • Mira su cola: cómo la tiene, cómo la mueve y qué tan rápido, te puede decir cómo se siente tu peludo.
  • Escucha sus sonidos: cómo ladra, gruñe o gime, te puede decir cómo se siente tu peludo.
  • Mira cómo reacciona: cómo se comporta cuando ve a una persona o a un objeto, te puede decir cómo se siente tu peludo.

La comunicación a través de la cola y las orejas

La cola de tu perro

La cola de los peludos es una parte muy importante de cómo se expresan y nos dicen lo que sienten a nosotros y a otros peludos. Cuando la cola está arriba y se mueve de un lado a otro, es una señal de que están contentos y emocionados. Si la cola está abajo y quieta, puede ser que estén asustados o que se sientan sumisos. Si la cola está parada y tiesa, puede ser que estén bravos o que quieran pelear.

Además de cómo tienen la cola, también importa cómo la mueven. Una cola que se mueve rápido de un lado a otro significa que están felices, mientras que una cola que se mueve despacio puede ser que estén dudosos o preocupados.

Es importante recordar que la cola no es lo único que hay que mirar para entender a los peludos. También hay que fijarse en otras cosas, como las orejas, cómo se ponen y qué sonidos hacen.

Las orejas de tu perro

Las orejas de los peludos son una parte muy importante de cómo se expresan. Con su posición y movimiento, los peludos pueden decirnos cómo se sienten y qué quieren. Por ejemplo, las orejas arriba y hacia adelante pueden decir que están atentos y pendientes, mientras que las orejas hacia atrás y pegadas a la cabeza pueden decir que tienen miedo o que se sienten sumisos.

Además, la posición de las orejas puede decirnos qué piensan hacer los peludos. Si las orejas están hacia adelante y un poco inclinadas, puede ser que tengan ganas de conocer o jugar. Si las orejas están hacia atrás y planas contra la cabeza, puede ser que estén enojados o que quieran atacar.

Es importante recordar que las orejas no son lo único que hay que mirar para entender a los peludos. También hay que fijarse en otras cosas, como cómo tienen la cola, cómo se ponen y qué sonidos hacen.

El lenguaje de los ladridos y otros sonidos caninos

Los diferentes tipos de ladridos

Los peludos se comunican mucho con sus ladridos. Cada ladrido puede decir una cosa diferente según lo que esté pasando y lo que quieran. Algunos de los ladridos más comunes son:

  • Ladrido de alarma: un ladrido fuerte y seguido que dice que el peludo ha visto o escuchado algo raro o peligroso.
  • Ladrido de emoción: un ladrido chillón y seguido que dice que el peludo está contento o emocionado.
  • Ladrido de juego: un ladrido bajito y chillón que dice que el peludo está jugando y se la está pasando bien.
  • Ladrido de atención: un ladrido cortito y chillón que dice que el peludo quiere que le hagan caso su perrhijo o alguien más.
  • Ladrido de pedido: un ladrido bajito y chillón que dice que el peludo quiere algo, como comida o una caricia.

Es importante recordar que cada peludo puede ladrar de una forma diferente y que para entender los ladridos hay que fijarse en lo que está pasando y en otras cosas, como cómo tiene el cuerpo y la cola.

Otros sonidos caninos

Los peludos no solo ladran, sino que hacen otros sonidos para hablar. Algunos de estos sonidos son:

  • Gemidos: un sonido bajito y largo que puede decir que el peludo tiene dolor, que está incómodo o que está nervioso.
  • Gruñidos: un sonido ronco y bajo que puede decir que el peludo está bravo, que quiere pelear o que no le gusta algo.
  • Aullidos: un sonido largo y chillón que puede decir que el peludo está solo, que está triste o que quiere hablar con otros peludos que están lejos.
  • Gruñidos de juego: un sonido parecido a un gruñido, pero más chillón y bajito, que dice que el peludo está jugando y se la está pasando bien.
  • Lamentos: un sonido chillón y seguido que puede decir que el peludo tiene dolor, que está incómodo o que está nervioso.

Es importante recordar que cada peludo puede hacer sonidos diferentes y que para entender estos sonidos hay que fijarse en lo que está pasando y en otras cosas, como cómo tiene el cuerpo y la cola.

Cómo mejorar tu comunicación con tu perro

Observación y paciencia

Si quieres hablar mejor con tu peludo y entenderlo más, aquí te damos algunos consejos:

  • Fíjate en cómo se expresa con su cuerpo: los peludos hablan mucho con su cuerpo, por eso es importante que sepas leer sus señales. Mira cómo se pone, cómo mueve la cola, las orejas y la boca para saber cómo se siente y qué te quiere decir.
  • Ten paciencia: hablar con tu peludo puede tomar tiempo y es importante que seas paciente. No te enojes si no entiende algo o no te hace caso al momento, recuerda que cada peludo aprende a su manera.
  • Dale premios y caricias: en vez de regañar a tu peludo por no entender algo, dale premios y caricias cuando haga algo bien. Así tu peludo se va a sentir más feliz y va a aprender más rápido.
  • Habla con tu peludo todos los días: la práctica hace al maestro, y esto también vale para hablar con tu peludo. Dedica tiempo todos los días para hablar con tu peludo, enseñarle cosas y fijarte en cómo se expresa con su cuerpo.

Recuerda que cada peludo es diferente y puede tener diferentes gustos y formas de hablar, por eso es importante que conozcas a tu peludo y que te adaptes a lo que necesita

La importancia del contacto visual y el tacto

Mirar a los ojos y tocar son importantes para hablar mejor con tu peludo. Mirar a los ojos ayuda a hacer más fuerte la amistad y a entender cómo se siente tu peludo, porque los peludos se fijan mucho en cómo los miramos. Además, mirar a los ojos puede hacer que tanto los peludos como nosotros tengamos más oxitocina, que es una hormona que nos hace sentir más unidos.

Por otro lado, tocar es muy importante para que los peluditos crezcan bien y para que los peludos grandes se sientan seguros y confiados. Con el tacto, los peludos pueden saber cómo son las cosas, si están calientes o frías y quién manda más. Además, el contacto físico como las caricias y las palmadas pueden ser una forma buena de premiar el buen comportamiento y de demostrar cariño a tu peludo.

En pocas palabras, mirar a los ojos y tocar son muy importantes para hablar mejor con tu peludo y para hacer más fuerte la amistad entre ambos. Fíjate en las señales de tu peludo y tócalo seguido para mejorar la relación entre ambos.

Descifra las señales no verbales de tu perrhijo

Ahora tienes una comprensión más profunda del lenguaje corporal de tu perrhijo y puedes comunicarte de manera efectiva con él. A través de este artículo, aprendiste a interpretar las señales no verbales de tu peludo, desde las posturas corporales hasta los sonidos guturales.

Recuerda que el aprendizaje en la comunicación canina es un viaje continuo, y siempre hay más por descubrir. Mantén la curiosidad y el amor por aprender más sobre tu peludo, y verás cómo la relación que tienes con él se fortalece día a día.

Esperamos que los consejos y conocimientos que compartimos en Petstable te hayan sido de gran ayuda para comprender mejor a tu perrhijo. A partir de ahora, podrás leer sus señales no verbales de manera más clara y profunda, y así estarás más en sintonía con sus necesidades y deseos.

Recuerda siempre tratar a tu peludo con amor, respeto y dedicación, y verás cómo se convierte en el mejor amigo que hayas podido tener. ¡Disfruta de esta emocionante aventura junto a tu perrhijo, y creen juntos un vínculo indestructible!

Fuentes:

https://www.micasarevista.com/mascotas-perros-gatos/a39446684/significado-ladridos-perros/ https://www.agoracanina.com/entender-ladridos-perros/

Regresar al blog

Artículos recomendados

Crea el plan ideal para tu mascota

Crear plan ¿Quieres saber más?